Historia y sistema político

Una institución con cerca de 200 años da para mucho que contar

  • La primera Constitución española de la historia contemporánea fue la de 1812.
    • Proclama la soberanía nacional y reconoce a los hombres el derecho de voto. A las mujeres no se le reconocería hasta 1931.
    • Establece la división de poderes con un Parlamento unicameral (Cortes) y un Rey con amplias facultades que pierde, sin embargo, su anterior condición de fuente de todo poder.

    El Parlamento español ha tenido solo una Cámara durante su vigencia y la de la Constitución de 1931.

  • Entre 1834 y 1923 el Parlamento español ha tenido dos Cámaras (Parlamento bicameral)
    • El Estatuto Real de 1834 contempla por primera vez en España dos Cámaras: el "Estamento de Próceres" (Cámara Alta) y el "Estamento de Procuradores" (Cámara Baja).
    • A partir de la Constitución de 1837, la Cámara Alta pasa a denominarse Senado y mantiene esta denominación en las Constituciones de 1845, 1869 y 1876.
    • La composición del Senado durante el siglo XIX dependía del nacimiento o del nombramiento por el Rey entre la aristocracia y personalidades de la administración, de la iglesia, del ejército y entre quienes tuvieran las rentas más altas.
    • A lo largo del siglo XIX fueron variando los criterios a la hora de decidir dónde residía la soberanía y qué poderes correspondían a cada institución (Rey, Parlamento, Gobierno...).
  • La vigente Constitución de 1978 proclama que la soberanía nacional reside en el pueblo español del que emanan los poderes del Estado.

    España es un Estado social y democrático de derecho:

    • Es social porque los poderes públicos actúan tratando de conseguir una sociedad más justa.
    • Es democrático porque los ciudadanos participan eligiendo a sus representantes, y
    • es un Estado de derecho porque las leyes obligan a todos y su cumplimiento es garantizado por los Tribunales

    Los valores superiores son la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

  • La vigente Constitución de 1978 se divide en dos partes:
    • derechos y deberes fundamentales y
    • la organización del poder.

    Veamos cuáles son las instituciones más importantes del sistema político español.

    El Rey

    Es el Jefe del Estado. Como en la mayoría de las monarquías parlamentarias, su función representativa es muy importante, pero no gobierna.

    El Rey
    El Parlamento (también llamado Cortes Generales), está integrado por el Congreso de los Diputados y el Senado.

    Representa al pueblo español, ejerce la potestad legislativa del Estado, aprueba sus presupuestos y controla la acción del Gobierno.

    El Congreso de los Diputados elige al Presidente del Gobierno.

    El Parlamento (también llamado Cortes Generales), está integrado por el Congreso de los Diputados y el Senado.
    El Gobierno

    Se compone del Presidente, Vicepresidentes y Ministros.
    Antes de convertirse en Presidente del Gobierno, el candidato propuesto por el Rey debe obtener la confianza del Congreso de los Diputados. Una vez ha conseguido el apoyo de la mayoría absoluta de sus miembros, el Rey le nombrará Presidente. Solo entonces nombrará a sus Vicepresidentes y Ministros.
    El Gobierno dirige la política interior y exterior, la administración y la defensa.
    Debe actuar siempre con sometimiento a la Constitución y a las leyes.

    El Gobierno
    Los Juzgados y Tribunales

    Administran la justicia, juzgando y haciendo ejecutar lo juzgado.
    Los Jueces y Magistrados son independientes y están sometidos únicamente al imperio de la ley.
    Para garantizar que todos los poderes públicos respetan la Constitución, existe un Tribunal Constitucional

    Los Juzgados y Tribunales